Solicite su Código LEI aquí

Registrarse

Noticias

Uno de los géneros recientes más populares de los videojuegos son los eSports, juegos electrónicos.

Los “deportistas virtuales”, así como los del deporte físico, si alcanzan cierta habilidad pueden llegar a jugar para clubes y participar en torneos de gran seguimiento e importancia. Han llegado a ser tan famosos como los deportistas del mundo “real”.

Estos operadores son los llamados gamers, personas apasionadas de estos juegos, pero además considerados profesionales por demostrar una habilidad muy por encima de los jugadores promedio. De hecho, son contratados a tal efecto y reciben remuneración por su desempeño.

Muchos dueños de empresas se preguntan hoy si están obligados a contar con los servicios de un responsable de protección de datos para cumplir con el nuevo reglamento de protección de datos.

 Específicamente se trata del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, cuya fecha es el 26 de abril de 2016; que entra en vigencia a partir del 5 de mayo de este año 2018.

 

Los artistas son profesionales que, como todos los demás, necesitan mecanismos para proteger sus intereses económicos. Existen pautas que permiten establecer relaciones jurídicas y económicas seguras con todas aquellas personas que se relacionen con su obra.

 ¿Quiénes pueden ser los interesados? El representante, marchantes, galeristas, museos y público en general. Todas estas personas pueden llegar a tener una relación comercial con el artista.

 

¿Cómo proteger tu PYME?

Informarse es el primer paso para proteger a la empresa. Lo más recomendable es contactar con abogados y demás especialistas para asegurarse de obtener la protección legal adecuada. La idea primordial es blindar a la PYME ante posibles acontecimientos que puedan perjudicarla en un futuro, tales como demandas, daños a las instalaciones y demás.

Pronto los gobiernos no serán los únicos que deban hacerle frente al terrorismo digital y los hackers. La nueva GDPR (General Data Protection Regulation) entrará en plena vigencia en mayo de este mismo año. Muchas empresas de la Unión Europea ni siquiera han tomado las previsiones necesarias para adaptarse a la nueva legislación europea.

La nueva legislación cuenta con casi 100 artículos y su espíritu está bastante claro. Las empresas tendrán que ofrecer a sus clientes facilidades para el acceso de información y deberán protegerla de los ataques cibernéticos. No adaptarse a la normativa acarreará graves consecuencias para las personas jurídicas.

Los nuevos contratos plantean relaciones laborales distintas. Muchas herramientas de trabajo, propiedad del personal al servicio de la empresa conllevan riesgos y beneficios que obligan a establecer controles. El código BYOD (Bring Your Own Divise) o en castellano TPSD (traiga su propio dispositivo) es uno de ellos.

¿En qué consiste el contrato de trabajo a distancia?

Existe cuando el trabajador realiza una actividad lucrativa para un empleador en su domicilio u otra locación escogida por él. En eso se diferencia del empleo tradicional, que implica la movilización hacia el lugar de trabajo determinado por el empleador.

Sin embargo, para considerarlo trabajo a distancia no es necesario que toda la actividad sea fuera del centro de trabajo. Puede requerirse su eventual movilización hacia donde el empleador lo determine. Basta con que la mayoría de la actividad se realice fuera para incluirla en la categoría de trabajo a distancia.

 

Definición

El Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente, Trade, por sus siglas, es el que factura a un único cliente más de 75% de sus servicios. Así se encuentra definido en el Estatuto del Trabajo Autónomo, Ley 20/2007 del 11 de julio de 2007.

Al contrario de las Sociedades de Responsabilidad Limitada, el Trade tiene una responsabilidad ilimitada. Eso quiere decir que en su ejercicio responde con sus bienes y los de su empresa (personales y no personales).